Blog personal de Juanjo López del Corral

jueves, 18 de diciembre de 2008

Me cayó un rayo.... y sobreviví



Vale, vale, el titular es bastante amarillista lo reconozco pero mentira no es, el rayo cayó sobre un avión en el que yo iba.
Hace hoy dos semanas en un vuelo Buenos Aires-Iguazú, al poco de despegar (más o menos como el video), en medio de unas turbulencias horrorosas, de pronto se escuchó una explosión dentro del avión junto con un fogonazo enorme. Seguido se produjo una especie de pérdida de potencia en el avión y "como que se caía". Sólo duró unos segundos -horribles- y al poco parecía que el avión "podía" de nuevo y no nos ibamos para abajo.
La angustia del pasaje era enorme, hubo unos segundos en los que creí que caíamos sin remedio.
No se sabía a qué se debía la explosión: si una bomba, un estallido de un motor, cada uno se hacía su propia película pero la tensión era enorme y el sonido fue increible y dentro del avión.
Al rato (en unos minutos nadie dijo nada) salieron las azafatas a tranquilizanoos diciendo que había caído un rayo en el avión, que no pasaba nada.
El hecho de que caiga un rayo en un avión parece no suponer mayor problema de seguridad, de hecho parece que todos los días en el mundo un avión recibe el impacto de un rayo. Sin embargo sí ha habido accidentes de aviones por culpa de caídas de rayos.
No ocurre nada directamente para los pasajeros porque el avión funciona como una jaula de Faraday por lo que la seguridad del pasaje frente a la descarga ya que la energía eléctrica discurre por el exterior del avión y tampoco toma contacto con el combustible.
Supongo que bueno bueno... tampoco será. Me refiero a que si las ondas electromagnéticas pueden interferir en los instrumentos de vuelo, no me puedo ni imaginar el efecto de una descarga tal sobre los aparatos eléctricos y conexiones del avión. Un post tranquilizador al respecto leo aquí.
La realidad es que dos días después volvimos en el mismo vuelo a Buenos Aires y el aparato era otro, lo cual me alivió bastante :-) me da igual la causa.
En todo caso, pase o no pase nada, la experiencia no es muy recomendable, acojona y bien :-)

4 comentarios:

robertoC dijo...

uf, vaya susto

ramon dijo...

Jodo, nunca había visto tal cosa, que te pase debe ser un "poquito" angustioso

BERALUNCHU dijo...

Uy,uy,uyyy.... esas cositas que solo te pueden pasar a ti.Menos mal que no os pasó nada.
Estoy deseando que nos cuentes algo de la Argentina, sus gentes, paisajes, comidas, costumbres,y demás historietas..!
"cogisteis" algo?
je,je..ya nos contarás,no?

juanjo dijo...

Susto, susto roberto macho.
Ya ves ramon, nunca te acostarás... angustia sí, ya te digo

beralunchu ya sabes que me pasan casos y cosas de traca a veces.
En cuanto se pasen estos dias de "panzadas varias" sí que escribiré algo de ese maravilloso pais, IMPRESIONANTE.
En un "aparte" y con unas cañitas ya hablaremos de mi extensión a Río de Janeiro, tengo unas fotos y videos guapos de todas las fiestukis (hemos salido TODAS las noches) A PIÑON :-) Yo me iría a vivir a Río de cabeza (de Buenos Aires no puedo decir lo mismo), bueno que me embalo