Blog personal de Juanjo López del Corral

martes, 10 de febrero de 2009

Carta de despedida de empleada a su empresa

A una amiga le acaban de echar de su trabajo, envía un mail al resto de la empresa que nos envió a algunos en copia.
Me pareció genial, un ejemplo de desahogo, cabreo bien canalizado y realidad de la puñetera crisis que estamos padeciendo. !Animo chiquita que esto pasará y tú saldrás adelante rápidamente! en otra empresa o en la misma con otra dirección más inteligente. Por cierto ¿Por qué las empresas no serán como el futbol donde se echa al entrenador en lugar de a los jugadores cuando vienen mal dadas?. En fin.
Sin poner nombres ni datos, una vez me da su permiso, hago un copia-pega tal cual, así que este es el mail que le manda a su empresa tras el despido, literal:

Disculpadme compañeros, porque ayer sin ninguna duda, me quedé realmente corta dando las gracias. La verborrea no es mi fuerte pero no puedo evitar, ante todo, agradecer a la empresa el reconocimiento dado por la labor realizada durante estos casi nueve años.
Gracias por haberme dado la oportunidad de formar parte de la mayor empresa química líder mundial, aunque para seguir en ese puesto de liderazgo y que no se vea mermada la cifra de beneficios, ésta considere oportuno realizar una reestructuración de la misma, suprimiendo puestos de trabajo.
Gracias, por haber dejado de lado el factor humano y el compañerismo y no haber tomado ejemplo de otras empresas, que estos tiempos de crisis, han decidido congelar la subida de sueldos o la supresión de pluses, incentivos o de ciertos gastos desmesurados como pueden ser la celebración de convenciones sin reparar en gasto alguno, ya que el personal al que le toca todo este tipo de recompensas o reconocimientos lo agradecerán en gran medida.
Gracias, en este caso, “a Dios”, porque mis compañeros de la Delegación Norte con su esfuerzo y su trabajo, han logrado unos Resultados de Ventas Tan Buenos; aunque dicho resultado no haya servido para evitar el despido de sus compañeros y la supresión de su puesto de trabajo, pero si que es posible que haya evitado que se supriman un mayor numero de puestos.
Gracias por la reestructuración en el modo de trabajar, introduciendo nuevos servicios que han hecho mas entretenida nuestra labor, dado que para lo que antes se tardaba cierto tiempo el solventar ciertos problemas de infraestructuras o ciertas labores ahora nos llevaba el doble de tiempo el solucionarlas.
Gracias por habernos aliviado en estos últimos tiempos de la carga excesiva de trabajo que considerabais sufríamos, porque ello ha dado lugar a generar en otros centros, nuevos puestos de trabajo aunque muy posiblemente mal remunerados.
Gracias por darme el honor de considerar mi puesto de trabajo y por tanto mi sueldo de tal valía, que suprimiéndolo, junto con el de otros compañeros, puede salvar la cifra de beneficio de la empresa.
Gracias, por no haberme hecho participe, al igual que a otros muchos compañeros/as, del reparto de beneficios por cifra de ventas de la empresa y/o delegaciones y considerar que ya era suficiente recompensa mi suelo pelado, al cual, ni de lejos se le ha podido llamar nunca mileurista.
Gracias también al Comité de Empresa, por no dar una información puntual y concreta en cada momento a las Delegaciones, de todas las negociaciones realizadas con la empresa y mantenernos ajenos a la situación real, evitando así nuestra preocupación y postergando el disgusto que posiblemente se iba a llevar mas de uno.
Y sobre todo y ante todo, MUCHISIMAS GRACIAS por pensar en mis hijos, ya que tal y como me ha dicho la representación de la empresa, podré pasar mas tiempo con ellos, y ellos disfrutar más de su madre, aunque ello pueda suponer el hacerles prescindir de ir al colegio en el que en su momento he considero reciben una buena educación y llevarles a otro centro mas acorde a los medios económicos resultantes de mi cese en la empresa, así como suprimirles ciertos “caprichillos” entre otras medidas a tomar.
MUCHAS GRACIAS POR TODO.


La foto es de de elisabetreverte y representa lo que merece tu jefe, !animo!

4 comentarios:

trm dijo...

Muy buena la carta. Este tipo de empresas y jefes necesitan que alguien, aunque de forma irónica, les diga lo mal que se hacen las cosas en nuestro país.

Un saludo, y ánimo para esa madre luchadora.

TRM

Juanjo dijo...

Ironía fina sí, la cruda realidad que nos toca ahora.

fernando_mh dijo...

Don Juanjo, su blog ha sido acreedor de uno de los prestigiosos "Premios Limonada" en su categoría "mejor guión adaptado", otogado por el blog arkimia. No deje de pasarse por allá para recogerlo.

juanjo dijo...

Jodé Don Fernando, que honor, acabo de recogerlo y como te digo en unos días espero cumplir los requisitos del galardón.

Por cierto felicidades por tu pronunsieision del inglés compadre, !te digo yo que ni en UTAH te superan! :-)